La realidad de las estrategias de Precios por parte de marcas y tiendas online de cara al Black Friday: ¿Ofertas Reales o Simuladas?


En el frenesí anual que representa el Black Friday, donde los consumidores buscan las mejores ofertas para sus compras navideñas, surge un oscuro
secreto que amenaza la confianza del público: la estrategia de subir y bajar precios. Un estudio de la consultora Nielsen revela que el 70% de
los consumidores creen que los precios de los productos se inflan antes del Black Friday
, cuestionando la autenticidad de las tan ansiadas
ofertas.

La Universidad de California en Berkeley, a través de una investigación exhaustiva, descubrió que los precios de los productos electrónicos en las
tiendas minoristas estadounidenses experimentaron un incremento promedio del 2.5% en las semanas previas al Black Friday. Este
hallazgo arroja luz sobre una práctica que va más allá de la mera especulación, afectando directamente los bolsillos de los consumidores.

La empresa de análisis de precios CamelCamelCamel, por su parte, revela que el 20% de las ofertas publicadas en Amazon durante el Black Friday
no eran descuentos reales
, sino estrategias de precios engañosas. Estas ofertas simuladas consisten en aumentar los precios antes del evento y
luego reducirlos a un nivel que, en ocasiones, supera incluso el precio original. Este dato inquietante pone en duda la integridad de algunas de las
plataformas de compras en línea más grandes del mundo.

Los resultados de estos estudios e informes sugieren que la estrategia de subir y bajar precios es una práctica generalizada en el Black
Friday
, utilizada por los comerciantes para crear la ilusión de ofertas irresistibles cuando, en realidad, los precios de los productos apenas
han experimentado cambios significativos.


Impacto en la Confianza del Consumidor y la Reputación de las Marcas

La estrategia de subir y bajar precios no solo tiene implicaciones económicas, sino que también puede generar un impacto negativo en la confianza del
consumidor. La desconfianza surge cuando los consumidores perciben que los comerciantes no son transparentes y están tratando de engañarlos. Esta falta
de confianza puede traducirse en una disminución de las ventas, ya que los consumidores se muestran menos dispuestos a realizar compras en tiendas que
recurren a estas prácticas.

La reputación de las marcas y los vendedores puede sufrir daños irreparables

Los consumidores, al sentirse engañados, pueden optar por dejar de adquirir productos de aquellas marcas que consideran poco éticas. Esto no solo
afecta las ventas a corto plazo, sino que también puede resultar en una pérdida significativa de cuota de mercado y deterioro de la lealtad del
cliente.

Un estudio de la empresa de investigación de mercado NPD Group encontró que el 20% de los consumidores estadounidenses dejaron de comprar en una
tienda después de descubrir que una oferta del Black Friday era una simulación.

La estrategia de subir y bajar precios también puede generar malestar entre los consumidores, quienes pueden experimentar una sensación de explotación
y descontento al descubrir que no están obteniendo el trato justo que esperaban. Este malestar puede traducirse en frustración, afectando no solo la
relación entre consumidores y marcas, sino también la percepción general del Black Friday como un evento de descuentos genuinos.

Recomendaciones para las marcas y los vendedores: Transparencia y autenticidad como claves del éxito

Para evitar los efectos negativos de la estrategia de subir y bajar precios, las marcas y los vendedores deben adoptar medidas claras y transparentes.
Ofrecer descuentos reales, sin aumentar los precios antes del Black Friday, es esencial. La transparencia en la comunicación de precios, indicando
tanto el precio original como el precio rebajado, ayuda a construir la confianza del consumidor.

Comunicar las ofertas con claridad es otro aspecto fundamental. Por ello, explicar a los consumidores cuánto están ahorrando con una oferta específica
proporciona una visión clara y honesta de los beneficios que están recibiendo. Al seguir estas recomendaciones, las marcas y los vendedores pueden
proteger su reputación y mantener la confianza de los consumidores, fomentando relaciones a largo plazo.

Consejos para los Consumidores: Cómo protegerse de las ofertas simuladas

En este escenario, los consumidores también pueden tomar medidas para protegerse de las ofertas simuladas. Investigar los precios de los productos
antes del Black Friday utilizando herramientas y comparadores como CamelCamelCamel, Keepa o Idealo que proporcionan una visión histórica de los
precios, ayudando a identificar aumentos injustificados.

Comparar precios entre diferentes tiendas es otra estrategia efectiva. No limitarse a la primera oferta vista puede evitar caer en la trampa de las
ofertas simuladas. Además, mantener un escepticismo saludable frente a descuentos que parecen demasiado buenos para ser verdad puede ser la clave para
evitar decepciones y asegurar que las compras sean genuinamente beneficiosas.

El Black Friday, aunque representa una oportunidad para obtener descuentos significativos, también es un terreno donde la transparencia y la
autenticidad deben prevalecer. Tanto marcas y vendedores como consumidores desempeñan un papel crucial en la construcción de un entorno de compras
justo y confiable, donde las ofertas reales superen a las simuladas.



Source link

Comenta ¡Expresate!